¿Agua del grifo?, ¿filtrada?, ¿o en botella?

El agua es un bien irrefutablemente necesario para nuestra existencia y, en consecuencia, forma parte de nuestra vida diaria. No es posible vivir sin beberla más de 3 o 4 días. Nosotros mismos estamos hechos de un porcentaje de agua que oscila entre un 50% y un 70%.

Somos inmensamente afortunados. Tenemos a nuestra disposición una red pública de agua potable pensada para satisfacer una de nuestras necesidades más básicas para la supervivencia. No tienen tanta suerte en otras poblaciones situadas en algunos de los países más pobres del planeta, donde viven una verdadera catástrofe humanitaria.

 Pese a tener a nuestro alcance un agua potable totalmente apta para el consumo tal y como lo exige la reglamentación, a veces nos pueden asaltar las dudas sobre su seguridad cuando nos encontramos frente a alguna noticia que nos pone particularmente en alerta sobre posibles efectos dañinos o simplemente cuando charlamos por casualidad sobre el tema con algún conocido. Cada vez es mayor la cantidad de familias que prefiere consumir agua embotellada o filtrada por temor a poner en peligro su salud, por precaución o simplemente por una cuestión de sabor. Sin embargo, ¿es realmente mejor el agua de botella que el agua del grifo?

Hay que saber que el agua de la red pública es sometida regularmente a controles para ofrecer, precisamente, la seguridad necesaria a la población. Estos controles siguen una reglamentación estricta, por lo que el agua del grifo cuenta con unas garantías básicas de seguridad. Sin embargo, todos hemos oído hablar de la posibilidad de que algunos microorganismos o partículas puedan escapar, por ejemplo, si el estado de las canalizaciones es muy antiguo o se degrada, o si pasan al agua restos de medicamentos a través de la orina que sean imposibles de filtrar. ¿Tendrá esto alguna relación con ciertas preocupaciones sanitarias como la de la infertilidad masculina, que va en aumento, por una hipotética contaminación del agua con hormonas femeninas tras el incremento del uso de la píldora en las últimas décadas?

Sea como sea, hay gente que piensa que es bueno filtrar el agua del grifo para limitar los daños. Existe una gran variedad de filtros en el mercado que se adaptan a todos los bolsillos y que pueden encontrarse fácilmente en alguna tienda especializada o por internet. Los expertos piensan que usar filtros es una opción tan válida como no hacerlo, a condición de realizar el mantenimiento correcto de esos filtros para evitar que se conviertan en foco de contaminación. Dependerá entonces de vuestro propio criterio elegir una u otra posibilidad.  Yo ante un tema tan sensible no he podido resistirme a pedir opinión a un profesional de la salud. Filtrar el agua tiene efectivamente sus ventajas, pero al igual que se filtran ciertas partículas no deseadas para mejorar la calidad de un agua que, insisto, ya tiene unas garantías básicas, también es posible que se filtren otros químicos del agua que son beneficiosos para el cuerpo.

Entonces, ¿y si optamos por el agua embotellada?, ¿qué tipo de envase es mejor? Creo que en esto no hay ningún secreto. El agua mineral natural embotellada es un agua pura que contiene muchos minerales y otros componentes beneficiosos para la salud. Ya sabemos que si es una botella de plástico no nos libramos de ciertos micro plásticos que pueden, a la larga, ser perjudiciales. Además, la calidad y el sabor del agua de estas botellas pueden alterarse con el calor o si se conservan en algún lugar con un olor fuerte. La mejor forma de obtener todos los beneficios de un agua pura sin los inconvenientes del plástico sería comprarla de vidrio.

La botella de vidrio es una excelente opción tanto para nuestra salud como para la del planeta ya que incluso el agua potable requiere de ciertos trabajos de mantenimiento de las canalizaciones que resultan menos ecológicos que el uso del vidrio. De los efectos del plástico sobre nuestro entorno creo que no es necesario hablar. Existen además algunos servicios de entrega de agua en botellas de vidrio reutilizables. Te traen tus botellas de agua y después vienen a buscar los envases vacíos para volverlas a llenar. Sus grandes inconvenientes son su fragilidad, que la hacen poco práctica para el transporte o para las manos más torpes, y su precio elevado, que la convierten en una forma de beber agua para privilegiados.  Hay quien sugiere poner fundas a estas botellas para protegerlas en las caídas, pero el precio sigue haciéndolas casi inaccesibles a la mayoría de la gente.

Por supuesto existen otro tipo de envases como el de acero inoxidable, ideal para deportistas por su resistencia y que tiene la ventaja de mantener la temperatura y conservar el sabor.

Como veis, cada forma de consumir el agua tiene sus ventajas e inconvenientes, lo que significa que ninguna es perfecta. La opción ideal no existe, pero en la práctica, según los profesionales, la solución está en la variedad. Lo mejor es alternar entre todas ellas siempre que se pueda para intentar obtener sus mejores beneficios y evitar al máximo las desventajas de recurrir sólo a una de ellas.

Antes de terminar, repaso rápidamente algunas recomendaciones más sobre el consumo de agua que a veces olvidamos y que no está mal recordar: las botellas de plástico están hechas para servir sólo una vez, es preferible no rellenarlas para evitar el riesgo de contaminación de microorganismos, y si se trata de una botella que ha contenido alguna bebida azucarada el riesgo es mayor; no dejar botellas fuera del frigorífico con el tapón abierto, pueden entrar polvo, bacterias o microorganismos e incluso reproducirse en la botella; no beber el vaso de agua de la noche anterior por el mismo motivo que acabo de mencionar; evitar el agua del grifo en países donde existan dudas sobre la seguridad de la red pública. También está bien recordar que en los países a riesgo de catástrofe natural se recomienda disponer de agua embotellada en caso de emergencia.

Y una vez dicho todo esto, vosotros, ¿qué tipo de agua preferís? ¿qué os parece lo de alternar entre las diferentes opciones? ¿usáis filtros para el grifo? No dudéis en dejar vuestros comentarios.

17 comentarios sobre “¿Agua del grifo?, ¿filtrada?, ¿o en botella?

  1. Holà Maria
    En Calais bebemos agua del grifo porque sabemos que es tan buena como el agua de manantial. Una persona que ha trabajado para “Les eaux de Calais” me lo confirmó.
    En Lille, en nuestro apartamento no es posible beber agua del grifo porque hay un ablandador de agua. No està bien para la salud
    Como no nos gusta el agua sin gas, hacemos agua con gas con agua del grifo y sodastream. Beber agua del grifo, por lo tanto ofrece muchas ventajas y no debe subestimarse porque es continuamente objeto de controles para comprobar la pureza.
    Sin embargo, no se recomienda el uso de agua filtrada demasiado sucia
    gracias por este tema tan interesante

    Me gusta

  2. En Calais bebemos agua del grifo porque sabemos que es tan buena como el agua de manantial. Una persona que ha trabajado para “Les eaux de Calais” me lo confirmó.
    En Lille, en nuestro apartamento no es posible beber agua del grifo porque hay un ablandador de agua por eso bebemos agua de manantial en botellas de vidrio
    Como no nos gusta el agua sin gas, hacemos en Calais agua con gas con sodastream.
    sin embargo pienso que el agua filtrada es demasiado sucia y no la bebo
    Gracias Maria por este tema tan importante porque el agua es la vida ¿verdad?

    Le gusta a 2 personas

    1. Me alegro de que te guste el artículo. Y también me alegro de lo que me dices sobre la calidad del agua aquí en el norte porque no era lo que me habían dicho y empezaba a confiar menos, aunque también bebo agua del grifo. La verdad es que toda mi vida bebí agua mineral porque como digo en un comentario anterior crecí en un entorno en el que se vive del agua y siempre tuve el privilegio de tener agua mineral muy buena a disposición fácilmente, pero ahora que ya no es así, me gusta alternar para no beber siempre el mismo tipo de agua. Un saludo

      Le gusta a 1 persona

  3. Por mi parte, yo siempre uso agua del grifo, y jamás he tenido el más mínimo problema.

    Por otro lado, considero al agua “mineral” de las botellas de plástico uno de los negocios más lucrativos del planeta. Y en algunos casos, además, una estafa al consumidor.

    Donde yo vivo, el mínimo consumo de agua por vivienda es 12 m3. Es decir: 12.000 litros de agua, con un coste ridículo.

    Si hacemos un cálculo rápido de lo que nos costarían esos mismos litros comprándolos embotellados, pagaríamos entre 9.000 y 24.000 €.

    Siempre me ha parecido que es una tomadura de pelo, por no decir una sinvergonzonería en toda regla.

    Pero es que, además, ha habido grandes fraudes, y algunos llegaron a conocerse. Recordaré algunos muy conocidos.

    Aquafina, agua comercializada por Pepsi, no es agua mineral, aunque ellos decían que sí, y lo escribían en agradables etiquetas en sus botellas. Pero al final tuvieron que confirmar que mentían. Por eso, desde entonces, en sus rótulos ya no pone “agua mineral”, sino “agua potable preparada”. Pepsi nos estafó.

    Aquabona, de Coca-Cola, tuvo grandes problemas al no decir la verdad —es decir: al mentir— cuando se les descubrió el pastel: el agua que vendían como mineral, Dasani, era del grifo. Pero nos la vendían como mineral, a un precio muy superior. Coca-Cola nos estafó.

    Por respeto a los demás (el agua mineral genera residuos en forma de plásticos), seguiré bebiendo agua del grifo, que en España es 100% segura.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por tu comentario Carlos. La verdad es que para muchos es un negocio efectivamente, pero la verdad es que tampoco puedo ser muy objetiva con eso porque crecí en un lugar en el que se vive del agua y mucha gente honrada de mi entorno trabaja gracias a ello.
      Por lo que comentas sobre esos fraudes no estaba al tanto, pero vamos que tampoco me extraña, hoy día ya no te puedes fiar mucho de nada. Me parece muy fuerte que hayan hecho eso.
      En todo caso, como digo en mi artículo el agua del grifo lleva unos unos controles estrictos por ley así que no tendría por qué haber ningún problema desde luego. Ya es cuestión de elección, a mi cambiar de vez en cuando me parece una buena idea además de que fué lo que discutí justamente con un profesional de la salud de mi confianza, pero sea quién sea no deja de ser una opinión. Un saludo

      Le gusta a 1 persona

    2. Yo también bebo agua del grifo, es más, he oído a algún médico recomendar a alguna embarazada que le recomendaba beberla del grifo.
      También es verdad que hay muy diferentes tipos de aguas, duras, blandas….. tengo la suerte de vivir en una ciudad donde el agua sin tratar ya es muy buena, así que después de pasar por los procesos pertinentes en principio sigue siendo muy buena.
      Es cierto que lo del agua mineral o similares es un gran negocio y por otro lado engaño en algunas ocasiones como la que indicas.
      De todos modos, María, tu post es muy bueno.
      Un saludo.

      Le gusta a 2 personas

      1. Hola, me alegro de que el agua sea buena en tu zona, yo también tuve esa suerte en mi infancia. Qué tesoro nuestra tierra, en mi caso el sur, pero me refiero a España en general porque ya no vivo allí.
        A veces efectivamente es un negocio y un engaño, desafortunadamente este tipo de cosas abundan.
        Me alegro de que te guste el post. Muchas gracias por tu comentario.
        Un saludo.

        Le gusta a 1 persona

  4. Nostros en casa bebemos agua del grifo, es santiago dicen que es buena. A parte tenemos embotellada pues tenemos dos loros y ellos no pueden beber con cloro 🤷🏻‍♂️ así que al igual que tu alteramos. No tenemos la suerte de disponer de agua en botella de vidrio, aquí no hay servicio, ese que comentas de que te la traen y luego recogen las botellas 🤷🏻‍♂️igual solo en las grandes ciudades 🤷🏻‍♂️. Un saludo. Y muy buen post.

    Me gusta

    1. Muchas gracias por tu comentario. Vivo en Francia y aquí sí es corriente el servicio de botellas en vidrio que se reutilizan, quizás en España se haga en grandes ciudades. Me alegro de que alternéis, yo es lo que hago siempre que puedo, me parece una buena opción. Qué bien tener dos loros no? Genial. Un saludo.

      Le gusta a 1 persona

  5. Agua sin flúor, principal y mayormente, María… -que son cada vez las menos-.

    ‘Bezoya’ sin ir más lejos.

    Me apuntaré a tus lecciones de ‘ciencias naturales’ de cuando en cuando, por cuanto se ven sinceras… tal cual se aprecia en los textos y en el diáfano gravatar que preside este ágora sonriendo generoso y elegante.

    Y gracias por tu visita, hermanita.

    Me gusta

    1. Gracias por el consejo del agua “Bezoya”. Yo con eso voy a tener dos problemillas… El primero es que soy de Lanjarón, y el segundo me complica aún más la cosa y es que ya no vivo en España desde hace muchos años, pero me lo apunto igualmente, el saber nunca ocupa lugar y alimenta el alma, o el espíritu… vamos a ver si resolvemos esa dudilla de alma-espíritu. Un saludo

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s