Porque no podemos separar el cuerpo del alma

Dicen que el alma llega al cuerpo cuando se está en el vientre materno, a las pocas semanas. Desde ahí se establece una gran conexión. Nos alimentamos de nuestra madre y de todo lo que ello implica: su genética, su alimentación, su entorno, su forma de ser, sus palabras y sus emociones. Por su puesto, el padre también tiene un papel importante, aunque sea menos perceptible durante esa etapa. 

Una vez en el exterior seguimos absorbiendo información influenciados por todo lo que hay a nuestro alrededor y, poco a poco, creando nuestros propios pensamientos y experiencias hasta que nos desarrollamos totalmente y nos vamos convirtiendo en la persona que somos.

El cuerpo y el alma forman un bloque indivisible, no pueden funcionar el uno sin el otro. El alma necesita un cuerpo en el que vivir, y este último necesita un alma que le guíe, le cuide, le proteja… No podemos cuidar a uno y olvidarnos del otro. Si nuestro organismo enferma, tardamos poco en deprimir o perder la confianza; si la psique no va bien, el cuerpo termina por caer. Es vital conseguir un equilibrio entre ambos para estar bien y poder ocuparnos de lo que realmente cuenta, vivir feliz y compartir.

Todo lo que nuestros progenitores nos transmiten, así como las experiencias y emociones que vamos acumulando a lo largo de nuestra vida, tienen una gran influencia en lo que nos sucede posteriormente. Por ese motivo, no tenemos más remedio que trabajar y esforzarnos constantemente para mantener una armonía en nuestras vidas. Esto es importante a cualquier edad, pero deseo hacer hincapié en que la infancia es un periodo especialmente sensible y que corresponde a los adultos la responsabilidad de velar por los más vulnerables durante esa etapa. Si he comenzado mi artículo hablando de la conexión que establecemos con los padres desde nuestra edad más temprana es por la gran influencia que ésta ejerce.

Una buena alimentación es indispensable para nuestro cuidado y desarrollo, pero para que las experiencias difíciles de nuestra vida no terminen por afectar negativamente a nuestro organismo no podemos dejar de lado nuestra mente.  Por ese motivo, además de temas relacionados con la alimentación, encontraréis en este blog algunos artículos sobre cuestiones relativas al impacto de nuestras emociones en nuestra vida. Al fin y al cabo, una de las formas más naturales de cuidarse es a través de lo que tenemos en la cabeza. El objetivo es reavivar ciertos hábitos e ideas saludables que a veces descuidamos ya sea por falta de tiempo, por desmotivación o incluso porque simplemente nos olvidamos de cuidarnos a nosotros mismos.

No dejéis de prestar atención a lo que necesita el alma, lo demás no puede funcionar por mucho tiempo sin ella.

27 comentarios sobre “Porque no podemos separar el cuerpo del alma

  1. Me ha encantado tu artículo María, estoy muy de acuerdo, además es que lo he podido experimentar.
    Lo malo es cuando se traspasan los límites de permanecer muy centrado en el alma y nos olvidamos que vivimos en una carcasa que hay que cuidar.
    Me ha parecido muy interesante!!
    Un abrazo y feliz fin de semana!🌹🙋🏼‍♀️

    Le gusta a 1 persona

  2. Me interesa mucho el tema de tu artículo María. He leido que el universo no se compone de dos sustancias distintas, el espíritu por un lado, y la materia por otro, sino de una entidad de una sola cara: el Espíritu-Materia.
    Como todos los elementos de nuestro cuerpo y del planeta estuvieron en las entrañas de una estrella.somos polvo de estrellas
    Es la razon por la cual nuestro cuerpo y nuestra alma estan interconnectadas. Saberlo es muy importante porque a lo largo de nuestra vida se tiene que cuidar los dos y como dices mantener un equilibrio aunque no siempre es fácil;

    Le gusta a 2 personas

  3. Me ha gustado mucho cómo has enfocado el tema, ¡Qué importante es mantener el equilibrio entre cuerpo y alma! sin embargo muchas veces nos pasamos por un lado o por otro. Una buena alimentación, ejercicio físico y un control interior son los pilares para mantener nuestra persona en perfecta armonía.

    Le gusta a 1 persona

      1. ¿Conoces la diferencia entre el alma y el espíritu ? Para mi es un poco confuso y me gustaría concocer tu punto de vista. Gracias

        Le ven. 11 oct. 2019 à 15:02, El blog de la alimentación y cuidados

        Le gusta a 1 persona

      2. Pues la verdad es que no había pensado mucho en la diferencia entre ellas, es bastante difícil porque muchas veces usamos estos términos como sinónimos. Creo que puede depender del contexto, pensaré en ello y te digo si consigo aclararme. Hasta pronto

        Le gusta a 1 persona

  4. Estando de acuerdo en la idea que quieres exponer en tu texto… (la conveniencia de una cautela esmerada de la unidad ‘mente/cuerpo’… -como organismo compuesto-)… servidor piensa que sí se puede separar el alma (o la psique) del cuerpo, de vez en cuando; no solo eso: Se debe; y además hay que ensayarlo con creces antes de confrontar el instante más trascendente de la vida; justo el momento previo a abandonar finalmente el aposento corpóreo y devenir libres, sin límites sensoriales, emocionales, cognitivos.

    Aunque por otro lado, no sé si he llegado a tener claro qué es eso de ‘el alma’; tengo entendido que no es igual que ‘el espíritu’ y tampoco sería sinónimo de ‘consciencia’. Si sabes algo al respecto no dudes en comunicarlo… y de propina, te lanzo un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s